domingo, 17 de mayo de 2015

CAPÍTULO 23.A."DULCINEA DEL TRONCOSO" PARA INFANTIL

Érase una vez... ¡Rocinante, Sancho, D.Quijote! ¡Hasta molinos! Pero... falta alguien.
¡La amada de D.Quijote! ¿Dónde está?

¿CÓMO DECÍS QUE SE LLAMA?¿DULCINEA DEL TROMBOSO? ¡La tienen prisionera los Caballeros de la Cordura!
Lucharé con la lanza mágica y la liberaré

¡¡AQUÍ ESTÁ!!!
Menos mal que los Caballeros de la Cordura no me han visto.¡La he rescatado! Por cierto, que no me he presentado, soy Doña Fantasía, sí sí vivo en la imaginación de D.Quijote y me persiguen porque... dicen que D.Quijote está loco por mi culpa.No hay nadie ahí ¿no? 
Ssss que me van a descubrir.Bueno pues aquí está el personaje que nos faltaba: nuestra Dulcinea del Troncoso,no del Troboso, no no del Tromboso.Ayyyy, ¡¡¡Dulcinea del Toboso!!!













Es la amada de D.Quijote ¡sí, sí! Ese que solo quiere leer, leer y leer sin parar.Ohhh leer es maravilloso, mirad lo que lleva Dulcinea en su cesta: 
¡Libros! Es que este, es el mes de los libros y D.Quijote la ha invitado a una fiesta de libros.Y entonces, claro, en lugar de llevar pastelitos a la fiesta, pues… lleva libros. 
Yo también he traído un libro especial que nos cuenta un secreto.
Este libro nos cuenta que D.Quijote quiere tanto a Dulcinea, que la ha dibujado pero… mientras estaba dibujándola se asomó por la ventana y dijo ver a un puñado de gigantes, salió enfurecido a luchar contra ellos para defender a su amada y… se le olvidó pintarle la cara.¿Cómo será la cara de Dulcinea?















¡Ya lo sé! Creo que se parece a la de la seño, pero...para poder prestarle la cara a Dulcinea deberá decir unas palabras mágicas: “Carrascús, carrascús, Dulcinea sonríe como tú” Sí, sí, guapísima, Dulcinea era tan guapa y preciosa como la seño.
 ¡Anda! ¡Pero si ha salido la foto de Dulcinea con la cara de la seño!
Dulcinea, a veces, piensa que su D.Quijote está… un poco chiflado pero…yo creo que no, es muy valiente porque defiende a los pobres.Ve el mundo con los ojos del corazón, por eso a veces ve cosas que no ven los demás. Por ejemplo, cuando Dulcinea vio por la ventana que D.Quijote luchaba con aquellos gigantes… ella no veía más que un par de molinos, que con el airecito habían empezado a moverse.
Cuando Dulcinea vio un rebaño de ovejas pastando frente al prado de su casa, él vio un ejército de malvados. Cuando D.Quijote vio un sombrero con poderes mágicos, Dulcinea solo veía un plato puesto boca abajo sobre su cabeza y… bueno muchísimas cosas más.Pero en el fondo estaba enamoradísima de él porque de tanto leer y leer sabía muchas cosas.Voy a compartir con vosotros un secreto que solo unos pocos niños privilegiados conocen y que, por su importancia, tendréis que guardar en el fondo del cajón de los secretos, fuera del alcance de ningún padre, cubierto de valientes peluches que lo custodien.















Dulcinea tiene poderes mágicos, es un secreto. Os lo cuento: Puede tener todas las caras, sonrisas, ojos… que vosotros le queráis prestar. ¿Os gustaría prestarle vuestra cara a Dulcinea, como ha hecho la seño?
Pues… cuando le prestáis vuestra sonrisa ¿sabéis qué pasa?Que esa sonrisa la deja dibujada para siempre en vuestra cara.A Dulcinea no le gustan los enfados, ni los ojos tristes y le ayuda a su amado a conseguir hacer felices a los demás.
¿Quién quiere sonreír para siempre? ¡Nuestro capitán de hoy!        
 “Carrascús, carrascús, Dulcinea sonríe como tú”
Y colorín, colorado, Dulcinea, LA SONRISA, nos ha regalado.






















Gracias por prestarle vuestra cara, vuestra mirada, naricillas, ojos y 
SONRISAS a Dulcinea del...¡TRONCOSO!
Doña Fantasía ha llevado hoy a la clase de Infantil un cofre mágico. ¿Qué traerá dentro?

Un mensaje de Dulcinea del Tromboso: "Os envío vuestras sonrisas".

¡Qué contentos estamos de tener nuestras fotos!
Doña Fantasía ha llevado el cofre mágico con las fotos y además... unas letras que forman la palabra...¡FELICIDAD! Así, además de trabajar con las letras, reforzamos el valor que Dulcinea del Tromboso nos quería transmitir: "TENGO QUE SONREÍR y SER FELIZ"




No hay comentarios:

Publicar un comentario